• Cristina Ferrero Castaño

Algoritmos emocionales

La inteligencia artificial está avanzando en el ámbito de la detección de las emociones


El Periódico

Carmina Crusafon

31 de mayo de 2021

https://www.elperiodico.com/es/opinion/20210531/algoritmos-emocionales-inteligencia-artificial-articulo-carmina-crusafon-11779390


La pandemia nos ha enseñado la importancia de mantener una buena salud mental y emocional. Esta dimensión de la vida humana también es área de interés de la inteligencia artificial. De hecho, cómo nos sentimos es una de las líneas de investigación que está atrayendo más iniciativas. La detección de las emociones es un asunto que genera también debate y reflexión entre los expertos. Veamos cuáles son estos avances y de qué manera pueden impactar en nuestra vida cotidiana.


Las grandes empresas tecnológicas


Las emociones forman parte de nuestras vidas y la inteligencia artificial quiere conocerlas con detalle. Por este motivo, los gigantes tecnológicos están dedicando sus esfuerzos y están presentando patentes para avanzar en esta área. Se están desarrollando dispositivos y cámaras que permiten identificarlas a través de las expresiones faciales e, incluso, de los poros de la piel. Tomemos tres ejemplos. Microsoft propone detectar las emociones a partir de señales contextuales para obtener información sobre el bienestar. Esto consiste en el uso de datos biométricos, como la presión sanguínea o el número de latidos del corazón, para determinar el nivel de ansiedad que genera una actividad como podría ser la lectura de un correo electrónico. En función del resultado, el sistema enviará al usuario una serie de recomendaciones para mejorar su bienestar y estado de ánimo. Por ejemplo, se podría sugerir que se evite responder con tanta rapidez; o evitar abrir el correo durante la mañana, si la agenda está repleta de reuniones; o bien desayunar, antes de la tarea de contestar los correos.


Amazon también ha mostrado su interés. Sus objetivos se centran en la detección de sentimientos y emociones a partir del audio. Ha presentado también una patente de un sistema entrenado para usar la información acústica y léxica, para determinar un sentimiento a partir de una petición. De esta forma, los datos emotivos podrán ser usados para ofrecer recomendaciones a sus clientes a través de su asistente digital, Alexa, y de su dispositivo portátil (wearable) Halo. Por su parte, Spotify también está avanzando en mejorar sus algoritmos, para que puedan ofrecer música personalizada a partir de cómo suene el habla del usuario y el ambiente donde ,se encuentre. Es un paso más en su oferta personalizada, que ya se clasifica no únicamente en géneros musicales sino en estados de ánimo, en función de la hora y del día de la semana.


Las investigaciones académicas


Las universidades también tienen interés en esta área a través de investigaciones sobre el reconocimiento emocional. La teoría de las emociones básicas, del profesor estadounidense Paul Ekman, es la base de la mayor parte de los trabajos en el campo de la detección de emociones a partir de la expresión facial. Algunos estudios tienen el mundo del arte como base de experimentación. Un ejemplo es el realizado por investigadores de la Universidad de Stanford, que han diseñado un algoritmo que permite clasificar las imágenes de las obras artísticas en ocho categorías emocionales.


A pesar de los avances de la inteligencia artificial emocional, un estudio de la Universidad de la Ciudad de Dublín señala que la precisión del reconocimiento humano de las emociones todavía es superior. Los resultados señalan que ésta era del 72% frente a la de la inteligencia artificial utilizada, que oscilaba entre el 48% y el 62%. Así que todavía hay margen de mejora.


El peligro: la vigilancia


Los avances en esta línea de investigación impactan directamente en el tema de la privacidad. La inteligencia artificial será capaz de detectar cómo te sientes y será difícil esconderlo. De hecho, ya se han producido diferentes reacciones y campañas en relación con estos avances de los algoritmos emocionales, por su capacidad de control sobre los usuarios.


Incluso el uso del reconocimiento facial para controlar a los ciudadanos está siendo motivo de preocupación en algunas partes del mundo. Algunos gobiernos, como en el caso de China, están usando este tipo de tecnología con finalidades que preocupan a los defensores de los derechos humanos.




6 views0 comments